3/01/2010

dejarse de chiquitas

Una chica ciega se presenta a un programa de TV que consiste en someter ideas de negocio a la valoración de un jurado:

-Hola ¿cómo te llamas?
-Mónica
-Mónica, que sepas que, sea cual sea tu idea, sólo el hecho de que estés aquí ya tiene un mérito increíble.
-Gracias. Muchas gracias, jurado
-Mónica ¿Cuál es tu idea de negocio?


Pretende montar una Óptica.

Los miembros del jurado no pueden evitar el sarcasmo y se descojonan de ella sin piedad, de una manera muy irreal, perdiendo el oremus. Se ríen y se deforman. Como que se derriten y se mezclan en el aire mientras sus carcajadas se vuelven densas y reverberan extrañamente; una especie de pesadilla de este tipo.

Mónica huye del escenario corriendo despavorida, agitando su bastón de ciega muy brutalmente.

Y aquí es donde me quiero detener, en la lógica de que un ciego incrementa la velocidad a la que hace rozar su bastón contra el suelo en la misma proporción en la que aumenta la velocidad de su paso. ¿Es así? Sería lógico ¿no? Tiene que adaptar la velocidad de rastreo para cubrir la misma superficie rastreada:



Aunque por otro lado a esa velocidad digo yo que, aunque detectase el obstáculo, probablemente no tendría tiempo para reaccionar y esquivarlo, así que quizás mejor dejarse de chiquitas y aprovechar el subidón para echarse una buena carrera sin cortapisas, notar el aire en la cara y Dios dirá.


9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. el destrozar toda una entrada con un comentario:

    no se trata de augmentar la velocidad del rastreo pera cubrir la misma superficie. la ciega va más deprisa de lo normal, por lo tanto necesita augmentar dicha velocidad, ya que le pasa más cantidad de suelo por debajo

    cantidad de suelo / unidad de tiempo



    ahora que, la imagen de un ciego corriendo con su palo atrás es impagable. cielo santo.




    PS: perdona el grotesco espectáculo de comentarios eliminados. ALGO NO HA IDO DEL TODO BIEN AHÍ

    ResponderEliminar
  3. Jauja9:36

    No, no. el bastón no queda atrás. Sigue por delante, pero se va elevando y aumentando su velociadad hasta que se oye silbar en el aire, golpeando, como sin querer, con la fuente de las carcajadas. Son los palos de ciego.

    ResponderEliminar
  4. Hombre Pustular14:11

    Necesita un bastón más largo, un bastón que detecte la velocidad a la que corre el ciego y en función de eso se estire solo. Un bastón eréctil.

    Pero me ha parecido conmovedora la idea del ciego dejándose de chiquitas y corriendo a tumba abierta, lo del aire en la cara, seguro que hasta los hostiazos contra las farolas merecen la pena, le hacen sentir más vivo.

    El mendigo de hace un par de posts le aplaudiría, sin duda.

    ResponderEliminar
  5. Esther15:00

    Dos cosas me han gustado especialmente en este post: una, las carcajadas densas que reverberan (me gusta cuando la abuela utiliza el filtro poético). Y dos: la expresión "dejarse de chiquitas". Por aquí se dice "no andarse con chiquitas": "así que mejor no andarse con chiquitas y aprovechar el subidón".

    "Dejarse de" - "No andarse con", curiosa diferencia regional.

    Si Mónica está en un plató de TV, la carrera será corta, la sensación de libertad muy efímera. Demasiados obstáculos por metro cuadrado. Caerá "con todo el equipo" apenas comience la huída.

    ResponderEliminar
  6. Me iba burlar de Ratzinger por lo de “augmentar”, me iba a burlar en plan muy cabrón de él, pero resulta que “augmentar” está aceptado por la RAE. Felicidades Ratzi, te has apuntado un buen tanto. La próxima vez me lo pensaré dos veces antes de querer burlarme de alguien. ME ESTÁ BIEN EMPLEADO POR QUERER BURLARME DEL PAPA. EL SANTO PADRE.

    -Jauja siempre aporta variaciones musicales a las piezas de la abuela, le gusta tocar las canciones a su manera, lo cual está muy bien.

    -Hombre Pustular joder, patenta eso, la imagen de un ciego corriendo muy bestia con un pertiga exageradamente larga, y gorda, agarrada con una sola mano por el extremo, sostenida con una fuerza brutal, ostras, le has pegado un buen zurriagazo ahí.

    -Esther, creo que lo de “dejarse de chiquitas” es muy, muy, muy regional, muy local. De hecho creo que es de cosecha propia, poesía, de la que te gusta. Voy a echar un vistazo a google ahora un ratito a ver que me dice sobre esta cuestión mi pequeño amigo de las dos oes. Pero, en cualquier caso, una cosa te voy a decir muy seriamente: la libertad de verdad se sobreviene en el momento mismo del impacto, en la ostia, en el PAH. La libertad está en ese puta chispa de dolor, en esa aguja de al rojo vivo qumándote los ojos, en esa milésima de fuego.

    ResponderEliminar
  7. Esther16:48

    Ah no, será cosecha propia, pero eso no es poesía de la que a mí me gusta. Carcajadas densas que reverberan, el vibrar de los ojos del otro día, la abuela hecha una fanta, eso sí. Esto no.

    Y luego, qué mierda de libertad es ésa, eh? es ciega y el impacto, la hostia, deviene en libertad? pero si ella ya tenía LOS OJOS QUEMADOS de antes.

    La pérdida de conocimiento que sobreviene al PAH. Ahí sí.

    ResponderEliminar
  8. aunque la chica no fuera ciega es para darle un par de tortas en directo
    QUE MIERDA DE IDEA DE NEGOCIO ES UNA OPTICA?
    es un puto plagio

    a qué hora dan ese programa?

    ResponderEliminar
  9. Pero... a ver, repecto a lo del Papa y augmentar, dices: "La próxima vez me lo pensaré dos veces antes de querer burlarme de alguien." pero por lo que explicas es eso precisamente lo que has hecho... buscarlo en la RAE antes de publicar la burla ¿No?

    ResponderEliminar