10/29/2009

qué más da

¡AaaaaaggrrrrrÁ!

Lo a gusto que te quedas cuando devuelves un golpe con otro todavía más fuerte ¿no?

Quiero decir:

Estás en una discusión, defendiendo tus argumentos con mucho ímpetu, mucha virulencia. Llevas un buen rato desgañitándote, y cuando acabas, antes de coger aire para reponerte de tu derroche de pasión, un tío, un listo, te suelta "Eso da igual". Pero tú, antes de que él acabe su frase, pisándo sus palabras con mucha fuerza, le devuelves el golpe, coges su energía, la sumas a tu inercia y respondes "Eso no da igual", "E-SO–NO-DAI–GUAL". Muy fuerte, muy seguro. PAH!

Bien declamado no necesitas decir nada más, has ganado.

Pero tienes que usar sus mismas palabras, eso es muy importante, si no, no es lo mismo. Contra “eso da igual” debes usar “E-SO-NO-DAI-GUAL”.No puedes contestar “No, es importante”, eso sería un pedito, una brisita aromática muy ridícula.

Tiene que ser como si cogieras las palabras del listillo en el aire, justo antes de que impacten en tu cara, las arrugaras en una pelota, y le reventaras los morros con ella.

Es muy físico lo que digo, muy violento.

Bueno, bien ¿Pero y si te dicen “Qué más da”?

He visto a muchas personas fracasar intentando devolver ese golpe.

He visto a gente contestar con mucha ira: “NO DA MÁS” o “DA NO MÁS”... los más rápidos usan “NO ES IGUAL” (se dan cuenta que no pueden, y usan un golpe alternativo muy débil, pero al menos no hacen el ridículo como los otros ¿no? Los otros sí que hacen el pena ¿eh? quedan como verdaderos gilipollas)

Analizemos “¿Qué más da?”. Veamos si tiene puntos débiles esta llave de judo tan puta.

“¿Qué más da?” es como decir “¿Esto que dices, nos aporta algo adicional? ¿Nos da algo más? ¿Qué da? ¿Qué más da?

La respuesta debe ser siempre "SÍ DA". SÍ nos aporta algo adicional. La respuesta es "SÍ", no "NO", ¡no "NO"!. Que hay gente que parece tonta.

La respuesta, la contrallave (¿?) es: "SÍ-DA-MÁS".

SÍ-DA-MÁS, CABRÓN.

3 comentarios:

  1. ¿La contrallave perfecta no es el primer grito de tu tesis? ¿No es responder a alguien con el título de la última película de Amenábar? ¿Hay acaso manera de devolver ese golpe?
    ¡AaaaaaggrrrrrÁ, cabrón!

    ResponderEliminar
  2. Este post es más personal que los otros, eh?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:16

    No, no, no. La respuesta no puede ser directa. Pensemos que al decir "qué más da", nos está empezando a dar la espalda, quizás ya esté alejándose. Necesitamos recuperar su mirada o atención. Para eso, nada mejoro que algo así: CÓMO PUEDES DECIR TU ESO!, o bien ME DECEPCIONA QUE PIENSES ASÍ, y entonces, con su atención recperada, lanzarle al entrecejo, no a los morros, al entrecejo, PUEES DAAA MUCHOOO!!!. Esperar haste que agache la mirada y, entonces, lanzarle la retahila de todo lo que da, zas, izquierda-derecha-izquierda, sucesivamente a una y otro oído, para que se le quede dentro yno se le escape por una oreja lo que le entre por la otra.

    ResponderEliminar