10/21/2009

fontvella, también en tu oficina

Se ve que tiene una botella de agua en su mesa, al lado de su ordenador. Una botella de agua de litro, de plástico transparente, Fontvella. Cuando se le acaba va a la sala de descanso y la rellena con agua del grifo.

Por lo visto el camino que lleva a la sala de descanso pasa inevitablemente por delante de la puerta del baño: si quieres ir allí no tienes más remedio que pasar delante de los lavabos.

Bueno, pues el caso es que el otro día, se dirigía a rellenar la botella de agua cuando, por el camino, le entró pipí.

-Como me viene de paso, ya que estoy aquí, voy al lavabo primero, y luego, si eso, ya hago lo que venía a hacer. Después ya llenaré la botella, es más urgente esto de ahora -pensó.

Así que, botella en mano, entró el tío al lavabo en el momento en que un hombre, un compañero de oficina, uno de otro departamento, casi desconocido, Pérez, o Gómez se llamaba, salía de él.

-Hola.
-Hola.

Todo normal. Pero ese hombre, ese casi desconocido, en una décima de segundo, de forma casi imperceptible, mientras se cruzaban sus hombros bajo el lindar de la puerta del water, tan sólo un instante antes de seguir su camino, miró hacia abajo y la vio, vio la botella vacía.

¡Ese momento! Ese instante perturbador, esa imagen que luego se repite como a cámara lenta, ese flash back que no saldrá de sus cabezas ya nunca.

Ahora, cuando se saludan por los pasillos ya no es lo mismo. Hay un rollo raro cuando se cruzan las miradas, una complicidad turbia.

-Hola
-Hola

Parece que se saluden igual que antes. Parece que todo sea normal. Pero hay mucha mierda ahora detrás de este momento.

-Ese tío entró al water con una botella de agua vacía de 1 litro en la mano.., yo.., no sé... en fin, ¿quien sabe? quizás no es para tanto, quizás no fue a llenar la botella con su propia orina para después bebérsela, no tiene por qué haber ido a hacer eso necesariamente.

8 comentarios:

  1. Anónimo9:54

    Buf... yo he ido más de una vez al water con la botella de agua... ¡dejaré de hacerlo!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:56

    Este post me ha llegado al alma... No sabeis la cantidad de veces que hago 2 viajes para no ir al lavabo con la botella! Eso de mezclar 2 liquidos (el que sale y el que entra)... no!!! Caca!!!

    El argentino

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre he dudado si hay que hacer pis antes de beber o beber antes de hacer pis... Porque el pis está ahí, pidiendo salir, y si pide salir hay que hacerle caso...pero por otro lado, lo natural sería primero meter y luego sacar, no?

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente brillante. Mi curro tiene esta misma disposición.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo16:33

    En Coruña la disposición es tal cual, sí sí.

    ResponderEliminar
  6. Me acaban de recordar en la oficina el día en el que entré al váter con un plátano en la mano.

    ResponderEliminar
  7. Quizás hay una buena explicación para eso también ¿no?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo18:28

    Falta el final, cuando, luego de mear, nuestro amigo va a recargar la botella pero en vez de agua decide romper la rutina y probar té helado. Traten de meterse en la cabeza de ese tal Pérez o Gomez cuando lo vea con una botella de líquido turbio. Turbio como su mente, como este blog y como la gente que lo lee(mos).
    Saludos

    ResponderEliminar