1/19/2010

ay, corderito

En el hostal en el que estoy viviendo desde hace unos dias, en el descansillo de la escalera del primer piso, en la zona en la que todo el mundo frena la inercia de la bajada antes de darse la vuelta para seguir bajando, del desgaste, ha aparecido este dibujo.



Ay, corderito. Nos sonríe ¿lo veis?


Es una monada. Ay esos ojitos.

Le meto una buen pisotón en toda la jeta cada vez que paso. Nadie repara en esa crueldad, todo el mundo es ajeno a la saña con la que lo hago, el sadismo con el que pisoteo esa sonrisa de Norit, el borreguito, el puto borreguito.

6 comentarios:

  1. Jauja10:53

    Ay, abuela, cuidado. No es un borreguito. Es un zorro. Se ve claramente. Esperando los resbalones.

    ResponderEliminar
  2. Hace un tiempo, y mientras orinaba largamente, descubrí en un azulejo del cuarto de baño de mi suegra la cara de Jesucristo. El problema es que al ser un azulejo serigrafiado, la psicoplastia se repite al menos 200 veces, y por lo tanto, este suceso paranormal difícilmente va a ser comercializable. Su corderito tiene más posiblidades. Cobrando a tanto el pisotón, puede hacerse de oro, Abuela. Pruebe a llegar a un acuerdo con los propietarios.(La escalera de su hostal me recuerda aquella que resultaba admirable al Lobo Estepario).

    ResponderEliminar
  3. ¿El hostal está en Belmez?

    ResponderEliminar