11/01/2009

contra el cambio climático

Bueno, la propuesta que lanzo, para ahorrar energía en aire acondicionado, es que los hombres, en las oficinas, puedan hacerse un nudo en la camisa. Así:


Las normas, el protocolo, permitirían que, por ejemplo, en una importante reunión del consejo de administración de una multinacional muy grande, los asistentes pudieran ir enseñando su ombliguito peludo. Nada, un detalle. Todo un detalle.

Lo gracioso es que, tal y cómo está pensada mi propuesta, no podrían quitarse ni la americana ni la corbata. Eso estaría considerado de mala educación.
Ir en mangas de camisa, o sin corbata, se vería aquí como poco digno.
 

Con el tiempo nacerían diferentes formas de hacer el nudo: el Winchester (un poquito más gordo, más de boda) el Versalles (más elaborado, como de cóctel) el nudo Berlinés (más para la oficina, para el día a día) etc.

Para gente que no se lo sabría hacer bien, chicos jóvenes, en su primer trabajo por ejemplo, venderían camisas con el nudo ya hecho. Muy caras, muy conseguidas, casi ya ni se nota que no es un nudo de verdad.


2 comentarios:

  1. Pero... Esa combinación es muy... de los años... Creo que todavía nadie se ha atrevido a llevarlo, así que no podremos esperar a que se vuelva a poner de moda como una tendencia pasada.

    ResponderEliminar
  2. qué dominio de la imagen, eh? ;)

    ResponderEliminar