6/02/2010

enric

Mira, os voy a ser muy clarito: no sé qué poner hoy aquí, no sé cómo rellenar esto. A este pavo no sé qué ciruelas meterle por el culo ahora mismo. Así que he pensando que estaría bien responder a la petición que Perico Romero me hizo la semana pasada a través de un comentario.

Se trata de enseñar mi libreta, la libreta del blog, el bloc del blog, no? ja ja, madre mía. Tengo pensado que puede quedar la mar de tierno, y nostálgico, muy bonito. Seguidme, seguidme.

Bueno, es ésta:

Es tan vieja como el blog, la compré en Octubre, cuando puse en marcha a La Abuela.

Es de la marca ENRI, y yo le añadí un C y la llamé Enric. Es un chiste que me hice a mí mismo y del que me arrepentí casi inmediatamente. Nunca pensé que lo haría público. Mi libreta Enric.

Estas son las primeras cosas que apunté, las primeras gracietas de la abuela. Me he arrepentido de todas ellas también casi inmediatamente:

Y los dibujos que últimamente cuelgo, bueno, de los dibujos ya mejor ni hablar:

Mirad, esto es una teta y unos dientes:

Bueno, y nada, que espero que os esté yendo todo muy muy bien, de verdad lo digo.

6 comentarios:

  1. Anónimo2:16

    Abuela! queremos saber más de ti!
    a qué te dedicas?
    danos pistas!

    ResponderEliminar
  2. Perico Moreno, quiero un hijo tuyo.

    ResponderEliminar
  3. Jauja9:05

    Ah!... quizás desaparezaca el papel, quizás desaparezcan los bolis, pero siempre necesitaremos un soporte para nuestros borradores...

    ResponderEliminar
  4. Ay, qué tierno... esa abuela detrás de las cámaras...

    ResponderEliminar
  5. (Y al final sólo cuelga fotos borrosas. El verdadero pulso de una abuela)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo23:23

    La primera fotografía: el tosco soporte real y el aséptico soporte virtual, unidos y dejando patente el abismo que hay entre ellos.

    Muy muy bueno.

    ResponderEliminar